De manos para tijeras

Actualizado: abr 20

Hola amigos, cómo están…

Quiero compartir con ustedes un lindo desafío que tuve en torno a la fotografía; una sesión muy especial que hice hace algún tiempo para un cliente y amigo que necesitaba tener un registro de retratos para un nuevo proyecto musical; pero al mismo estar frente a una cámara no era algo a lo que él estuviese habituado.



Y he escuchado esto un montón de veces, porque claro, aunque muchas personas quisieran tener un retrato profesional de ellos mismos, no todos son o se sienten modelos o actores/actrices para enfrentar a una cámara con total soltura.

Por un lado, siempre le transmito a las personas que voy a fotografiar, que sean ell@s mism@s y que me dejen a mí la tarea de rescatar a través de la cámara aquella esencia única que posee cada uno de nosotros, pero por otro lado hay tantas maneras de hacer una fotografía, que muchas veces nos perdemos la oportunidad de ser un poco más experimentales e ir un paso más allá en la búsqueda de un retrato, al mismo tiempo que buscamos sentirnos a gusto mientras ocurre el proceso.


La idea no es sólo sentirse cómodo durante la sesión, sino que realmente apreciar de manera absoluta aquel retrato que nos llevamos a casa.


Para lograr un ambiente totalmente cómodo para él, y que me permitiese obtener un buen resultado, nos juntamos un par de veces antes de la sesión, tomamos mucho café, conversamos y vimos referencias hasta llegar a sentirnos cómodos con un par de caminos a explorar.



Con el pasar de la conversación me di cuanta que se sentía mucho más a gusto afuera de un estudio, que adentro de él, por lo que las cosas empezaron a tomar forma y finalmente decidimos hacer una sesión más conceptual, donde la esencia a rescatar fuera lo más importante, respetando los espacios de cada uno, así como también los procesos de trabajo para un resultado óptimo.


Siempre he visto a la fotografía y al arte en general como una actividad terapéutica; y después de todo este proceso es tremendamente satisfactorio sentir que una simple foto puede ayudarnos a sentirnos un poco más libres.


Nos vemos en la próxima historia...


Claudio.













Los invito a escuchar este tremendo proyecto en:

https://open.spotify.com/artist/7ruY3qcDDsgx4rJcezp41e