El Canto de los Sherpa

Aquel miércoles 8 de febrero caminé algo así como 13 kilómetros con una mochila de 10 kilos en la espalda, Himalaya arriba, ambicionando llegar al campo base del monte Everest.

Caminé en silenció durante horas escuchando sólo el viento, a los animales, el entorno mismo y a algún ocasional viajero.

El sonido de mi propia respiración era en ese momento para mí la banda sonora perfecta.

Llegué a Khumjung, a casi 4.000 mts. de altura a eso de las 3:00 de la tarde y luego de encontrar un lugar donde pasar esa noche, salí a caminar y explorar un poco el lugar.

Bordeando la montaña, llegué a lo que parecía ser la plaza del pequeño pueblo o más bien una especie de explanada, con una suerte de casa o salón a uno de los costados, desde el cual venía un cántico que me atrajo como un imán.

Caminé por un sendero de tierra, en este lugar sin calles, sin autos; completamente aislados de lo que tú o yo podríamos definir como "el mundo".

Con cada paso que daba en dirección a aquella suerte de salón comunal, aumentaba la intensidad de este cántico mágico que no hacía más que atraerme de manera casi hipnótica.


Al llegar frente a la puerta completamente cerrada, pude darme cuenta que todo el pueblo debía estar en su interior.

Afuera no había un alma, sin embargo adentro parecía haber una multitud con un calor suprahumano, o al menos eso sentí a través de las energéticas voces, parado afuera con -3 grados de temperatura.


De pronto, la puerta se abrió desde el interior al mismo tiempo que una mujer local de unos 40 años con una vestimenta y una sonrisa única, se asomó por la pequeña apertura.

El golpe de calor y el estruendo causado por las voces al unísono que se colaban por el umbral ahora semi abierto llenaron inmediatamente mi alma.

Me invitó a pasar y pude ver con mis propios ojos este acto mágico; El Canto de los Sherpa... Todo el pueblo estaba ahí, cantando a la naturaleza, a los árboles, a la tierra, al viento, al río y a las montañas...


Con el paso del tiempo, esta experiencia dio vida a Mantra, la canción que quiero compartir con ustedes y que pronto verá la luz junto a otras composiciones relacionadas con esta aventura.


Namaste.




5 vistas