Fotografías inesperadas



Nos suele pasar con la tecnología que llevamos con nosotros hoy en día; ya sea con cámaras aficionadas, profesionales, aunque por sobre todo con el celular.

De pronto, lo estemos buscando o no, aparece frente a nuestros ojos y paf... ocurre el sorpresivo milagro.


Como durante aquella mañana.

Mientras me encontraba visitando la plaza Durbar de Bhaktapur en Kathmandu - Nepal, este perro se posó frente a mí de manera intempestiva. Mi intensión era obtener una panorámica del lugar, pero de pronto y sin previo aviso, la historia era otra. Ahí estaba mi amigo, regalándome esta hermosa postal.


Es una de esas fotos que pareciera preparada; sin embargo es uno de esos momentos que simplemente requería entregarse a lo inesperado y así aprovechar la tremenda belleza del instante.


No suelen ocurrir tan tan seguido, aunque en mi experiencia, están ahí afuera esperando por nosotros.