top of page

Un paseo por la Plaza de Armas de Santiago Centro.

Hace un par de meses fui a la Plaza de Armas de Santiago con la intensión de hacer un registro documental del lugar. Hace muchos años que no visitaba aquel punto neurálgico de la ciudad y creí que sería un buen punto para obtener algunas fotografías, retratos y finalmente hacerme una impresión de la situación actual.


En un inicio, creí que comenzar a fotografiar los alrededores a eso de las 9:00 am no representaría mayores problemas o dificultades a mi tarea, sin embargo al llegar ahí me di cuenta de lo hostil del entorno, sumado a otras realidades que podrían bien partirle el corazón a cualquier persona, por la crudeza de las postales.



En primer lugar, como consejo, nadie en la Plaza de Armas quiere ser fotografiado (o más bien MUY POCAS PERSONAS). Hay un montón de bandas delictuales fácilmente identificables, ladronzuelos y proxenetas, entre otras sub categorías de personajes.


Me dio mucha pena ver a mujeres ofreciendo sus servicios (sexuales) a plena luz del día (a plena mañana) pero por sobre eso, me sorprendió la impunidad con la que estas actividades se desarrollan, a vista y paciencia de la fuerza policial que se pasea constantemente entre todo este mar de situaciones.

Al observarlas durante algunos minutos, se podía fácilmente sentir su tristeza y la necesidad de estar ahí.


En general, todo esto me pareció de una desolación apabullante.



Entre estas realidades mezcladas había trabajadores en obra, personas durmiendo en improvisados campamentos apostados entre las banquetas, prostitutas, proxenetas, vendedores de droga, personas desamparadas y transeúntes comunes corrientes.





Con el pasar de un par de horas me hice una muy buena impresión de aquel lugar en el centro de la ciudad, en pleno Santiago Centro, y aunque pareciera una suerte de radiografía (superficial al menos), no estoy juzgando a nadie de ningún modo.


Creo que es ya muy difícil ser un Ser Humano en esta sociedad, como para estar apuntando con el dedo, por eso mi mirada es más bien desde la observación parcial a través del lente de mi cámara fotográfica.


Creo que es importante es mi rol de comunicador poder levantar estos puntos para que más personas podamos darnos cuenta de que nuestras realidades, a veces tan distintas y lejanas, distan bastante de otras de las cuales más allá de estas fotografías, desconocemos.


コメント


bottom of page